Cumbres Arak

Para cualquier viajero limitado a dos piernas, Arak es un bosque otoñal y cenagoso rodeado de árboles tortuosos del tamaño de gigantes. Sobre las copas de los árboles se puede contemplar un panorama que rara vez ven los forasteros: cumbres de garras afiladas desmesuradamente altas e imposiblesde escalar. Los arakkoa observan el mundo desde estas elevedas posiciones, vigilando su tierra como dioses encarnados… venerando al bendito sol quemando vivas a las “razas inferiores”.

Arrak_Landscape